¿Qué precio tiene un audífono? ¿Cuanto cuestan los aparatos para el oído? Decenas de personas acuden a nuestro centro auditivo en el Zoco con estas preguntas, y la respuesta es sencilla y concisa ¿Qué precio le pones a tu salud?

Resulta necesario recordar que no hay audífono caro.El audífono caro para un usuario es el que se guarda en el cajón y no se usa. Ese es el que tiene un precio mayor, porque a pesar de la falta de audición y la alta inversión realizada, no se utilizan estos aparatos para el oído. Eso sí que es un audífono (el típico Sonotone) con un alto precio.

Cuando realizas una inversión en un audífono, no sólo compras un aparato, también pagas el servicio que ofrecen los profesionales del centro auditivo con una atención personalizada. La audiometría, la garantía de una perfecta adaptación del audífono en un proceso para ajustar el aparato a las necesidades de cada persona; la prueba antes de la compra y, sobre todo, contar con la calidad de los audífonos Oticon, Siempre a la vanguardia de la tecnología que mejora la vida de las personas con pérdida auditiva.

Por ello, el precio de un audífono es clave a la hora de seleccionarlo, pero no debe ser el único factor, ni el más importante, existen otros requisitos que hay que tener en cuenta. Existen factores que marcan el precio del audífono, y que permiten que tengan mayores prestaciones, como puede ser la conectividad, los reductores de ruido o los conversores de frecuencia.

El audífono de menor precio a veces no es la mejor elección, ni la solución perfecta, ya que puede que no sea el que mejor se ajuste a las necesidades de una persona en concreto. Si un aparato no reúne varias de las cualidades básicas es imposible que puedan proporcionar la solución que se buscaba. A veces, hay casos como los falsos audífonos, que son simples amplificadores del sonido, pero nunca tendrán los beneficios que puedan aportar los aparatos para el oído de calidad real.