Las deficiencias auditivas en niños requieren de una especial atención ya que pueden afectar a su desarrollo educativo y a su adaptación social. Los audífonos infantiles permiten que el niño pueda comunicarse con su entorno y tener una vida normalizada. Según el grado de sordera optaremos por un audífono infantil u otro.

En nuestro Centro de Audimetría trabajamos con dos modelos de audífonos infantiles para cubrir las necesidades de niños con hipoacustia porque sabemos que dar respuesta de calidad cuanto antes a la sordera infantil es esencial para el normal desarrollo y socialización del niño.

El audífono infantil Sensei, de Oticon, incluye funciones de procesamiento del habla y preserva detalles del sonido permiten que el niño pueda entender de manera clara y natural las voces de su entorno. Con este audífono infantil el niño puede oír con nitidez la voz del profesor al tiempo se que encuentra cómodo en situaciones ruidosas, haciendo deporte o jugando.

Es importante que el niño tenga opción de desarrollar su audición del modo más natural posible, con tecnología que le permita preservar los detalles más finos del sonido y le de libertad para conectar con una u otra fuente de audio mediante bluetooth.

En caso de sorderas más profundas Sensei Super Power permite procesar el sonido de forma que el niño obtenga el máximo rendimiento de su audición, y es que oímos con el cerebro, no con los oídos, y la tecnología de Oticon permite que estos audífonos infantiles estimulen el desarrollo cerebral que permita al niño percibir el lenguaje con mayor claridad y que su desarrollo lingüístico sea el adecuado.

Y como los niños son niños, necesitan que su infancia sea lo más normalizada y feliz posible. Los audífonos infantiles deben adaptarse a su ritmo y a sus gustos. Los audífonos infantiles Sensei y Sensei Super Power son duraderos, hipoalergénicos y resistentes al agua. Están disponibles en varios colores y se pueden personalizar, lo que refuerza el vínculo de identidad del niño con el audífono infantil.