¿Tienes problemas para oír en entornos ruidosos? ¿ ¿Necesitas que le repitan las cosas? ¿Evitas las actividades y relaciones sociales por culpa de la pérdida auditiva? La importancia de la audición es fundamental en nuestra vida diaria. Por ello, existen diversas razones para acudir al audioprotesista, a un profesional que le dé una atención personalizada y que pueda poner solución a su problema auditivo.

Según los datos recogidos por la Organización Mundial de la Salud, más de un cinco por ciento de la población tiene problemas de audición. En un alto porcentaje de casos podrían haberse evitado con la prevención. Por ello, ¿Cuándo voy a un audioprotesista? Recordamos tres casos fundamentales:

  • Dificultad para oír en ambientes ruidosos. ¿Tienes miedo, vergüenza o ansiedad cuando mantienes una conversación? Estas conductas pueden surgir debido a la repercusión del problema auditivo.
  • Disminución de la capacidad auditiva. Para entender de forma precisa el mensaje necesitas mucho esfuerzo. Con la ayuda de un especialista en audiometría el cansancio y la frustración será menor.
  • Escoger el audífono. Es fundamental. El audioprotesista le indicará, a través de un proceso de análisis de las características del oído y de adaptación, qué audífono es el que le conviene. El audioprotesista realizará una adaptación personalizada de su aparato, con garantía.

Es necesario detenerse en este último punto. La compra de un audífono no termina en el acto del pago del importe del producto. El audioprotesista es un profesional que a través de sus herramientas y conocimientos conocerá las necesidades auditivas de cada paciente. Por ello, este profesional realizará un proceso de adaptación y seguimiento del audífono en el momento previo y después de la compra del aparato, ajustándolo a cada oído.

Ya lo sabes, tienes multitud de razones para acudir a un profesional. El consejo es sencillo, acude cuanto antes, porque la prevención es fundamental.