Un audífono puede ser la solución a un problema auditivo. Gracias a esta tecnología cualquier persona podrá llevar una vida diaria, ya que el aparato se adapta a sus necesidades. Pero un audífono también requiere una serie de compromisos. El primero, un audífono no sirve para tenerlo guardado en un cajón, hay que utilizarlo. Y en segundo lugar, se necesita un mantenimiento de audífonos y una limpieza, que resulta fundamental para encontrarse cada día en un estado óptimo de funcionamiento.

Oticon es nuestra marca de referencia, y es la propia compañía la que nos indica como debe ser el mantenimiento de audífonos, así como su limpieza periódica. Dependiendo del tipo de audífono- retroauricular o intrauricular – se requerirá un tipo de limpieza.

A pesar de la diferenciación existen varios consejos para el mantenimiento y la limpieza de todas las piezas de los audífonos. Siempre hay que limpiarlos a diario con un paño seco y suave, teniendo en cuenta siempre la limpieza de las manos. Es aconsejable no utilizar agua, detergentes, disolventes o alcohol, ya que el uso de estos productos podrían dañar gravemente las piezas.

También se puede llevar a cabo la limpieza con la multiherramienta, un elemento que facilita el mantenimiento del audífono, ya que contiene un cepillo que puede llegar a cualquier orificio del audífono. En Centro Auditivo Zoco podemos suministrar estos cepillos para la multiherramienta. Hay que recordar que antes de manipular un audífono, es importante colocarlo sobre una superficie plana, blanda y segura, ya que evitará que se estropee si se cae al suelo. Cualquier tipo de caída podría dañar el funcionamiento del audífono. A pesar de ello, es la acumulación de cerumen es una de las principales razones de reparación de los audífonos.

Si en el proceso de mantenimiento de audífonos y su limpieza tiene algún tipo de problema, lo mejor es acudir a nuestro centro, donde indicaremos la mejor manera de limpiar las piezas.